La ocupación de pisos durante los últimos años en las grandes ciudades de nuestro país ha aumentado notablemente. Sólo en Barcelona se denunciaron 3.072 casos de ocupaciones durante el último año.

El problema es de una magnitud más que preocupante ya que desde nuestra agencia de detectives privados en Barcelona podemos constatar el cambio en el perfil de los ocupantes de vivienda.

Hasta hace no tanto tiempo, las familias sin recursos eran el grueso más importante de esta casuística.

Situaciones sin solución con okupas

Recientemente hemos vivido en primera persona como la ya conocida “patada en la puerta” se ha puesto de moda entre las mafias y algunos colectivos de jóvenes que colaboran con éstas.

Si bien en 2018 se creó La nueva ley de desahucio exprés (Ley 5/2018, de 11 de junio, de modificación de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil), la cual es un nuevo recurso para los propietarios, no siempre resulta lo útil que a priori pueda parecer.

Durante estos procesos, los propietarios intentan ponerse en contacto con los ocupantes ilegales de sus viviendas y esto no siempre resulta fructífero. En algunos casos se consigue mediar, lo que significa que el propietario suele aceptar el pago de una cantidad de dinero a los okupas con la condición de que estos marchen de la vivienda, sin consecuencia alguna.

Pues bien, en muchas situaciones, se haya conseguido o no echar a los okupas de la vivienda, nos encontramos con casos de coacciones a los propietarios, amenazas e incluso agresiones. En otros, siendo más afortunados, los propietarios se encuentran con la devolución de la vivienda, pero nadie garantiza las condiciones en las que se encuentre la misma.

Es muy habitual encontrar el inmueble en condiciones deplorables, con el mobiliario destrozado, con algunos objetos de valor sustraídos y en general con un coste económico para el propietario tristemente desorbitado.

Cómo te ayuda un detective con la ocupación ilegal de tu vivienda

Los detectives privados podemos ayudarte a echar a los ocupas de tu propiedad de varias maneras, ya que las vías judiciales continúan siendo algo lentas y no siempre efectivas.

La identificación de los ocupantes de tu vivienda es el primer paso a seguir, incluso antes de intentar negociar con ellos. De esta manera, sea cual sea el desenlace de esta situación se podrán exigir responsabilidades al tenerlos ya identificados; de lo contrario tendremos que asumir el coste de los desperfectos causados.

Acceder a un domicilio cuando existen ocupantes en su interior, aun siendo de nuestra propiedad,  es completamente ilegal, por muy nuestra que sea.

Otra manera de ayudarte es mediante controles de la vivienda, a fin de poder detectar un momento en que la misma se encuentre libre de ocupantes para poder, así, acceder al interior y cambiar la cerradura de la vivienda. 

Contáctanos sin compromiso sea cual sea tu situación, te asesoraremos sin compromiso y daremos con la solución a tu problema.

WhatsApp chat