¿Qué es el absentismo laboral?

 Se trata de la ausencia o abandono del puesto de trabajo en horario laboral dentro de la jornada estipulada en su contrato, generando problemas importantes de organización, previsión y rendimiento en la actividad normal de una empresa

¿Cómo puede repercutir en la empresa el absentismo laboral de un trabajador?

Se puede constatar que en épocas de recesión económica las tasas de absentismo laboral, justificado o no, tienden a disminuir notablemente. El miedo que tienen los trabajadores a perder su trabajo en los periodos de escasez de oportunidades laborales hace que su rendimiento y su presencia en el puesto de trabajo sean elevados.

La investigación de estas ausencias laborales por parte de detectives privados debidamente habilitados puede reducir los costes que esto puede generar a la empresa o a su empleador.

Según cifras oficiales, estadísticas elaboradas por el INE, el índice de absentismo laboral en España se encuentra en su nivel más alto desde el año 2009.

En función de las causas que lleven al trabajador a ausentarse a su puesto de trabajo podemos diferenciar tres tipos de absentismo laboral:

  • Absentismo laboral previsible y justificado: Es aquel formado por todos aquellos permisos legales retribuidos, enfermedades comunes o accidentes de trabajo que hacen que la ausencia sea justificada y notificada a la empresa con la previsión que las circunstancias permitan.
  • Absentismo laboral no previsible y sin justificación: Falta o abandono del puesto de trabajo sin autorización de la empresa.
  • Absentismo laboral presencial: Es aquel trabajador que acude a su puesto de trabajo en el marco de su jornada laboral, dedicando este parte del tiempo a realizar actividades distintas a sus obligaciones.

 

Por ejemplo, teniendo que cubrir deprisa y corriendo su puesto, provocando una parada en la maquinaria, o bien interrumpiendo y ralentizando la actividad en una cadena de producción.

 

¿Cómo detectar posibles absentismos laborales en la empresa y cómo abordarlos?

La única forma de detectarlo y constatar dichos comportamientos es mediante un control de observación del individuo en concreto.

Como nadie conoce mejor a las personas que quienes trabajan día a día con ellas el procedimiento será el siguiente:

  • Que el empleador o el superior directo del trabajador en cuestión considere que dicho empleado tiene algún motivo para ausentarse de su puesto de trabajo, ya sea por cuestiones de conducta o ya sea porque se conocen causas personales que le pudieran requerirle en otro lugar.
  • Valoración del perfil del sujeto: puesto que ostenta y salario que percibe.

Una vez analizado, se valorará si puede resultar rentable de una forma u otra el investigar al sujeto.

Desde Axioma Detectives le ayudaremos a conseguir las pruebas suficientes para demostrar que algún trabajador no está actuando de buena fe y está perjudicando, con su comportamiento, al buen funcionamiento de la actividad empresarial evitando así la continuidad de dicho problema.

WhatsApp Contáctanos