Debemos ser conscientes que el consumo de drogas y estupefacientes en menores es un fenómeno creciente. La marihuana y otros derivados son las más consumidas por los jóvenes en la actualidad.  Las consecuencias de un consumo reiterado pueden ser muy negativas para el menor y su entorno.

La contratación de detectives privados para la averiguación de un posible consumo por parte de un menor es cada día más habitual.

¿Cómo detectar el consumo de drogas en menores?

Podemos tener sospechas de este tipo de prácticas cuándo detectamos:

  • Ciertos cambios de actitud;
  • Comportamientos violentos;
  • Una bajada del rendimiento académico;
  • Mal humor o malestar con sus allegados.

Como detectives privados estamos preparados para investigar y aportar pruebas necesarias en este tipo de circunstancias, ya que es de vital importancia desenvolverse con la máxima discreción, seriedad y profesionalidad.

Como detectives privados ¿Cómo tratamos los casos de consumo de drogas?

Cabe destacar que no suelen ser necesarios muchos días de seguimiento para cerciorarse de que su hijo o ser querido esté consumiendo drogas.

La posibilidad de conseguir una prueba gráfica depende, también, del tipo de sustancia:

  • En el caso de ser consumidor de alcohol o marihuana no hacen que las personas tomen excesivas medidas de precaución mientras los consumen.
  • Cuando se trata de cocaína, éxtasis o heroína, sí es más probable que accedan a lugares privados, como pudiera ser un domicilio, lavabo, etc., y hace que sea más difícil documentar dichos actos; lo que no quita que, una vez se haya consumido, no se puedan apreciar síntomas de dicho consumo y, por tanto, poder documentarlos.

Finalmente, cuando hemos recabado toda la documentación y con el informe realizado, obtendremos una serie de conclusiones a partir de las cuales aconsejaremos, de la forma más humana posible, los siguientes pasos realizar.

No dude en contactarnos y exponernos su caso gratuitamente.

WhatsApp Contáctanos