¿Qué es una pensión de alimentos?

En el ámbito de las separaciones o divorcios cuando se le otorga la guardia y custodia a uno de los progenitores, el otro suele verse obligado a ingresar mensualmente una cantidad económica a la otra parte con el fin de poder garantizar las necesidades básicas de los menores.

Estas cuantías son asignadas por un juez, en función de los ingresos que tiene el progenitor obligado a abonarla.

El impago de la pensión alimenticia es muy común en nuestro país. El incumplimiento de esta pensión de alimentos es un delito y la pena por no pagar la pensión de alimentos puede ser desde una multa hasta la pena de prisión.

Las formas de incumplimientos más habituales:

  • Abono de una cantidad económica inferior a la establecida.
  • Abono de la cantidad fijada fuera del tiempo establecido.
  • Impago de la totalidad de la cantidad obligada a abonar. Siempre y cuando este impago sea de 2 mensualidades consecutivas o de 4 mensualidades dentro de un mismo año, sin importar si son consecutivas o no.

Algunas de las razones o excusas por las que el progenitor no cumple con estas obligaciones puede venir derivadas de una mala situación económica, también el desempleo o el cobro de un subsidio escaso.

Puede ser también una medida de presión o chantaje por dicho excónyuge o la posibilidad de que este hubiera iniciado una nueva vida con otra pareja y la existencia de otros hijos a los que mantener.

Aún así, sea cual sea la situación del progenitor y si ésta ha cambiado sustancialmente, podría solicitarse la revisión de la misma, pero nunca negarse o simplemente no abonar dicha manutención, ya que es de carácter prioritario.

Situaciones y soluciones sobre los impagos de pensión de alimentos

Sabemos que el incumplimiento de estas medidas es muy frecuente, es por ello que la parte afectada a menudo tiene que acudir a un detective privado cualquiera que sea la excusa que presente su expareja o excónyuge con intento de justificar el impago.

Algunas de las situaciones que nos hemos encontrado con este tipo de casos es la ocultación de ingresos o el trabajar sin estar dado de alta en la seguridad social, acordar con la empresa el cobro de una parte del salario o la totalidad del mismo en metálico.

Estas prácticas son ejemplos también de insolvencia fingida y, por lo tanto, delitos.

Desde nuestra agencia Axioma Detectives en Barcelona entendemos lo que realmente significa un problema de esta magnitud en su día a día, por eso te invitamos a que contactes con nosotros para poder valorar objetivamente tu caso y ofrecerte la mejor solución a tus necesidades.